Se presenta en Tenerife el primer test de ADN en saliva para predecir la evolución de la artrosis de rodilla Tenerife, 24 de Mayo de 2013 • Reumatólogos de todo el estado han asistido esta mañana a la presentación de esta nueva herramienta que permite detectar a los pacientes con peor pronóstico y que tienen un riesgo elevado de acabar necesitando una prótesis en un corto período de tiempo
• Esta información permite recomendar un tratamiento personalizado al paciente y actuar sobre la enfermedad, pudiendo reducir o retrasar el implante de prótesis y mejorar su calidad de vida

Tenerife, 24 de mayo de 2013

Bioibérica Farma, compañía biotecnológica española especialista en artrosis, ha presentado esta mañana en el 39º Congreso Nacional de reumatología el primer test genético en saliva para conocer la predisposición genética del paciente a sufrir una artrosis de rodilla de evolución rápida.

Se trata de un test único en el mercado que permitirá al médico identificar a aquellos pacientes con peor pronóstico y que, por lo tanto, tienen un riesgo elevado de acabar necesitando una prótesis en un corto período de tiempo.

El Dr. Francisco J. Blanco, reumatólogo del Complejo Universitario Juan Canalejo de A Coruña, ha sido el encargado de presentar el estudio clínico en el que se basa el test: “Hemos realizado un estudio clínico multicéntrico de 4 años de duración, en el que han participado 281 pacientes con artrosis primaria de rodilla, 31 centros nacionales y profesionales de diferentes especialidades. De aquí Canarias ha participado el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín”.

El objetivo principal del estudio fue identificar marcadores genéticos o SNPs (Single Nucleotide Polymorphisms) significativamente asociados a la artrosis de rodilla de evolución rápida. “Hay que tener en cuenta la genética juega un importante papel en la artrosis. Su aparición es hereditaria en un 40%, y su evolución en un 60-70%”, añade el Dr. Blanco.

Los pacientes se clasificaron en dos grupos de pronóstico: pacientes de progresión rápida o de mal pronóstico, y pacientes de progresión lenta o buen pronóstico. El análisis del ADN permitió la identificación de aquellos SNPs asociados a la progresión rápida de la artrosis de rodilla y se desarrolló un modelo matemático predictivo. Este modelo ha sido validado clínicamente en una segunda población de artrosis de rodilla y cumple los estándares de validez y utilidad del National Institutes of Health de Estados Unidos.

Por su parte, el Dr. Josep Vergés, farmacólogo clínico y director Médico y Científico de Bioibérica Farma ha presentado la utilidad clínica del test: “Saber si la artrosis de rodilla va a evolucionar de una forma rápida es útil para recomendar un tratamiento personalizado para cada paciente y actuar sobre la enfermedad para tratar de controlar su evolución de forma más eficiente”.

El análisis sólo se realiza una vez en la vida y consiste en tomar una muestra de saliva de la boca de un paciente ya diagnosticado con artrosis de rodilla. En el laboratorio se extrae y analiza el ADN para detectar si existe alguna predisposición genética a sufrir una artrosis de rodilla de evolución rápida. Finalmente, el médico recibe un informe de resultados que clasifica al paciente en un grupo de riesgo genético mínimo, bajo, medio o alto.

Los resultados ayudan a que médico y paciente sean más conscientes de la enfermedad y puedan actuar sobre ella. Si un paciente sabe que su artrosis evolucionará rápido desde un punto de vista genético, se tomará más en serio las medidas de tratamiento no farmacológico y farmacológico, así como las recomendaciones de su médico. Además, seguramente tendrá que someterse a controles más frecuentes”, afirma el Dr. Vergés.

El test tiene una precisión del 82%, un nivel que, según los estándares estadísticos internacionales, está considerado excelente. “En el mercado no existe ningún otro test genético para predecir la progresión de la artrosis de rodilla. Sí que están disponibles algunos productos de baja fiabilidad que analizan la susceptibilidad o riesgo de aparición de numerosas enfermedades, entre las que se encuentra la artrosis. Pero se trata de pruebas genéticas en las que únicamente se analiza la presencia o ausencia de algunos marcadores en los que no se realiza ningún diagnóstico clínico real ya que su presencia no tiene porqué implicar el desarrollo de la patología”, explica el Dr. Vergés.

Presencia en los congresos:

AEEM SECOT SER